novedades

Novedades

Alimentación Saludable en Trabajo Activo o Viajero

Tener una alimentación correcta afecta la salud, nuestro estilo y calidad de vida. Por ello es importante tener en cuenta nuestras actividades diarias, en especial nuestro ritmo laboral cotidiano. Aquello que consumamos debe contribuir a nuestro desarrollo físico, rendimiento y mejorar nuestra productividad.


En caso de contar con un trabajo que implique un esfuerzo físico significante, se deben ingerir una cantidad calorías necesarias para cubrir las demandas del organismo. Los hidratos de carbono deben estar considerablemente presentes en la alimentación, y se pueden consumir aquellos cuya asimilación sean media-alta.

Recomendaciones

  • Alimentos con cereales, arroz, pasta, vegetales con almidón como la papa tienen que estar presentes en las comidas para la correcta ingesta de carbohidratos.
  • Si se tratan de trabajos a la intemperie como en el caso del sector de la construcción o minero, se debe tener especial atención a la hidratación y a la protección de la piel. Por ello se recomienda agua, sopa, infusiones como así también verduras con gran cantidad de carotenoides y vitamina A presentes la zanahoria, brócoli, batata, espinacas, etc.
  • En el caso de un trabajo que requiera viajes constantes la fibra debe estar presente en la alimentación así sea en frutas o legumbres.

¿Cómo armamos nuestros platos?

Debemos tener en cuenta  que nuestras comidas debe respetar las cuatro leyes de la alimentación: cantidad, calidad, armonía y adecuación. Estas leyes se relacionan y se complementan entre sí y se resumen en una sola ley general: «La alimentación debe ser suficiente, completa, armónica y adecuada.»

Como bien se señalo con anterioridad, la alimentación en este caso debe ser de alto/medio contenido calórico con un acompañamiento constante de fibras y verduras de estación. A su vez, en caso de no contar con un lugar establecido para comer, es de gran importancia optar siempre que se pueda a consumir comida casera mediante a viandas que fácilmente pueden trasladarse en recipientes plásticos. Las carnes pueden estar presentes, optar por carnes magras blancas siempre que se pueda, para un mayor control del colesterol.

Para saciar el hambre entre comida los snacks pueden variar entre cereales, yogurt, sandwiches, frutas, frutos secos, etc.